COMISIONISTAS – TRATAMIENTO EN LA LEY DE IVA – OPERATORIA CONTABLE

I.- DEFINICIONES

Nuestro Código Civil y Comercial[i] trata en su TÍTULO II el mandato comercial, el cual consiste en un tipo de contrato por el cual una parte se obliga a administrar uno o más negocios lícitos por encargo de un tercero. De este tipo de contrato, se desprenden dos modalidades: (1) el mandato, cuando quien administra el negocio obra por cuenta y orden de un tercero y (2) comisión, cuando quien recibe el encargo –comisionista- obra a nombre propio por cuenta de un tercero.

En el presente artículo trataremos la actividad del comisionista, cuya operatoria consiste en comprar o vender a nombre propio por cuenta de terceros bienes tangibles e intangibles obteniendo una retribución denominada “comisión” a tal fin. En esta definición se desprenden entonces dos tipos de operación posibles:

I.a – COMISIONISTA POR LA COMPRA

Un tercero encomienda al comisionista a gestionar la adquisición de un bien o un derecho, el cual le será remitido a éste obteniendo una comisión por el servicio y trasladando en la facturación el importe del producto adquirido.

I.b – COMISIONISTA POR LA VENTA

Consiste en la gestión de venta por encargo de un tercero obteniendo y facturando una comisión por dicho servicio debiendo, a su vez, rendir los fondos obtenidos por la cobranza de la venta del producto vendido.

II.- TRATAMIENTO SEGÚN LE LEY DE IVA

El art. 20 de la Ley de IVA[ii] establece mediante una ficción, la forma de determinar el gravamen, el valor de venta y el débito y crédito de impuesto tanto para quienes vendan a nombre propio bienes de terceros y para quienes compren bienes a nombre propio por cuenta de terceros.

II.a – COMISIONISTA POR LA COMPRA – IVA

En este caso, el comisionista adquiere bienes a un tercero, operación que genera un crédito fiscal, para luego venderlas a quien le encomendó la compra, lo cual genera un débito fiscal.

En este doble rol, la ley establece que considerará valor de venta de los bienes adquiridos para terceros el total que le fuera facturado al comitente, dando el tratamiento que brinda el art. 10 de la Ley de IVA a la base imponible. En su facturación, el Comisionista individualizará (1) el precio de venta; (2) la comisión por intermediación y (3) los gastos de la operación para llegar al precio de venta.

Ejemplo: Comitente “A” encarga la compra a Comisionista “B” de mercaderías pactando una comisión del 10%. Ambos responsables inscriptos en el IVA. Una vez efectuada la compra instruida por “A”, el comitente rinde el siguiente detalle y practica en consecuencia la liquidación:

Proveed.Condic.FechaNeto Gravado IVA CF Total
A R.I.01/01/202010.000 2.10012.100
B R.I.10/01/2020 5.000 1.050 6.050
C R.I.11/01/202020.0004.20024.200
TOTALES     35.0007.35042.350
Precio de compra de bienes:          35.000
Comisión 10%            3.500
Neto          38.500
Iva Débito Fiscal 21%            8.085
Total          46.585

La posición en IVA es la siguiente:

IVA débito fiscal            8.085
IVA crédito fiscal          -7.350
Saldo a favor AFIP              735

II.b – COMISIONISTA POR LA VENTA – IVA

En este caso, el comisionista compra bienes a su mandatario para luego venderlos a nombre propio, por cuenta de este. Aquí también se establece un doble rol del intermediario según el art. 20 de la Ley de IVA. Para la determinación del débito fiscal, se considera como valor de venta el facturado a los compradores, siendo de aplicación, a tal efecto, las disposiciones del artículo 10 de la ley referidas a la base imponible de la operación. El crédito fiscal está determinado por el IVA liquidado por el comitente hacia el intermediario. El monto neto liquidado al comitente será el importe de la operación de compra del comisionista según: (1) Precio pactado por la compra; (2) menos comisión por intermediación; (3) menos gastos incurridos por intermediario a cargo del comitente.

Ejemplo: Comitente “A” encarga la venta de sus productos a Comisionista “B” pactando una comisión del 10%. Ambos son responsables inscriptos en el IVA.  El comisionista a fin de mes detalla las operaciones realizadas por encargo:

Cliente Condicion FechaNetoIVA DF 21% TOTAL
A R.I. 06/01/2020 6.000 1.260 7.260
B R.I. 13/01/2020 7.000 1.470 8.470
C R.I. 16/01/2020 10.000 2.100 12.100
TOTAL       23.000 4.830 27.830
Precio de venta 23.000
Comisión 10% -2.300
Neto 20.700
IVA crédito fiscal 21% 4.347
Total a abonar a comitente 25.047
Entonces:    
IVA débito fiscal      4.830
IVA crédito fiscal –    4.347
Saldo a favor AFIP         483

III.- CONTABILIZACIÓN DE LA OPERATORIA

III.a – COMISIONISTA POR LA COMPRA DE ENTRADAS

En base al ejemplo desarrollado en título II.a, estos son los asientos contables a ser registrados por el intermediario:

Compra por encargo:
A+ Bienes de cambio 35.000  
A+ Iva Crédito Fiscal 7.350
Puente Transfer a debitar   42.350

Débito bancario
Puente Transfer a debitar 42.350  
A- Banco c/c   42.350

Rendición compra:
A+ Crédito s/venta 4.235  
A+ Fondos a recuperar 42.350
R+ Ingreso por comisión 3.500
P+ Iva débito fiscal 735
A- Bienes de cambio 35.000
P+ Iva débito fiscal              7.350

Cobranza:
Puente Transfer a acreditar 46.585  
A- Crédito s/venta4.235
A- Fondos a recuperar            42.350

Acreditación banco:
A+ Banco c/c       46.585  
Puente Transfer a acreditar            46.585

III.b. – COMISIONISTA POR LA VENTA DE ENTRADAS

En base al ejemplo desarrollado en título II.b, estos son los asientos contables a ser registrados por el intermediario:

Compra a comitente
A+ Bienes de cambio 23.000  
A+ Iva Crédito Fiscal 4.830
Puente Transfer a debitar   27.830
Débito en cuenta
Puente Transfer a debitar 27.830  
A- Banco c/c   27.830

Venta a terceros
Puente Transfer a acreditar 27.830  
P+ Iva débito fiscal 4.830
A- Bienes de cambio   23.000

Acreditación
A+ Banco c/c 27.830  
Puente Transfer a acreditar   27.830
 
Facturación de comisión
A+ Crédito s/ venta 2.783  
R+ Ingreso por comisión 2.300
P+ Iva Débito Fiscal   483

IV.- PALABRAS FINALES

La actividad de comisionista tiene un tratamiento complejo y fue motivo de este artículo acercar al lector en la operatoria tanto impositiva como contable. Espero haya sido de utilidad para la comprensión del tema.

Dra. Mariana Bermolen

Contadora Pública (U.B.A.)

hola@mollen.com.ar


[i] Ley 26.994 B.O. 08/10/2014

[ii] Ley 23.871 B.O. 28/09/1990 y modificaciones

FONDO DE CESE LABORAL EN LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN

Lunch atop a Skyscraper – NY – 1932

La industria de la Construcción, y en particular, la legislación que regula las relaciones de trabajo que se dan en su entorno Ley 22.250  tiene un tratamiento muy diferente al dispuesto por la Ley de Contrato de Trabajo 20.744, la cual es aplicada en la generalidad de los casos.

Una de las principales diferencias entre ambas leyes, es el tratamiento de los conceptos “indemnizatorios”. El sistema de Fondo de Cese Laboral (FCL), tratado en el Capítulo V de la mencionada norma, reemplaza al régimen de preaviso y despido, contemplados por la Ley de Contrato de Trabajo.

DERECHOS Y OBLIGACIONES

El mencionado FCL, consiste en un aporte por parte de los empleadores en favor de sus empleados, el cual se efectúa mes a mes. Este aporte, se deposita en una caja de ahorro constituída en una entidad financiera regulada por el Banco Central de la República Argentina a nombre del trabajador. El empleador está obligado a abrir dicha cuenta y realizar los aportes en tiempo y forma bajo la denominación «Fondo de Cese Laboral para los Trabajadores de la Industria de la Construcción”.


El importe que se devenga mes a mes, se calcula sobre la base de la remuneración bruta habitual que perciba el trabajador, sin tener en cuenta el sueldo anual complementario. Durante el primer año de relación laboral, el aporte equivale al 12% de esta remuneración. A partir del mes 13, se devenga el 8%.


Como mencionamos anteriormente, este instrumento reemplaza el régimen de preaviso y despido a la hora de calcular conceptos indemnizatorios, tras la desvinculación del trabajador (ya sea por final de obra, despido o renuncia). El principal objetivo: que los aportes depositados allí reditúen beneficios acordes con las variaciones del poder adquisitivo de la moneda.


Estos fondos son “inalienables”, “irrenunciables” e “inembargables” (este último caso, exceptuado en situaciones de juicios por alimentos), siendo único beneficiario el trabajador, pudiendo ser cobrados por el mismo, sólo al finalizar la relación laboral, estando prohibido el pago anticipado de los valores, o pago en efectivo.

CUESTIONES FÁCTICAS


Mediante las presentaciones mensuales ante los organismos sindicales y de la industria (UOCRA y IERIC), el empleador informa las remuneraciones individualizadas, así como también el aportes calculados en favor del trabajador.


Operada la baja del beneficiario en AFIP, el IERIC se notifica del hecho, y dentro de los diez días corridos posteriores, el empleador puede descargar desde la web del Instituto (www.ieric.org.ar) las hojas móviles por trabajador, las cuales deberán ser  firmadas por el empleador y entregadas al interesado, para que con su Tarjeta de Empleado de la Construcción (una credencial que lo identifica como trabajador del rubro y que lleva su historial de altas laborales), más su DNI y, en algunos casos, una Autorización firmada por el representante legal de la empresa, pueda hacerse del cobro efectivo de los fondos ante la entidad bancaria.

¿Qué sucede si pasaron los “10 días hábiles” para descargar las hojas móviles?: en este caso, no podrá visualizar ni descargar online dicho documento, por lo que IERIC requerirá que el empleador presente de un formulario firmado por el responsable de la empresa o titular (uno por cada trabajador con cese). Dicho formulario se denomina “Solicitud de Impresión de Libreta de FCL Hoja Móvil” y puede también descargarse en la web de IERIC.


Ante una obligación, existe una sanción caso no se cumpla lo requerido, claro está: si los inspectores de IERIC detectasen la falta de depósito del fondo de desempleo ante una inspección, el empleador es pasible de recibir una multa mensual y por trabajador equivalente al 25% del salario mínimo vital y móvil (SMVM). Al momento de escribir estas líneas, el SMVM es de $12.500 (vigencia Marzo 2019), siendo entonces la multa mencionada de $3.125 mensual por cada uno.

PALABRAS FINALES


Dada la particularidad de los empleos que se desarrollan en esta industria, donde el tiempo de servicio se ve muchas veces limitado por la duración de los proyectos de construcción o instancias dentro del mismo, entre otras cuestiones, el FCL viene a defender las constantes situaciones de desempleo, asegurando al trabajador una suma de dinero disponible sólo en el momento de mayor vulnerabilidad: el fin de la relación laboral bajo la cual se realizaron los aportes.


Pese a las obligaciones establecidas por la Ley 22.250, y pese a las altas multas que pueden operar ante inspecciones en caso de no cumplimiento de sus disposiciones, es muy común ver que las empresas no depositan en tiempo y forma los fondos postergando el hecho al momento del cese. También se ven situaciones en las cuales directamente pagan en efectivo al trabajador el equivalente al FCL, sin haber tramitado siquiera la apertura de las cuenta especial. Estos hechos perjudican al principal interesado, sobre todo, porque no defienden al mismo de la pérdida del poder adquisitivo de la moneda, puesto a que no fueron depositados y no han devengado intereses en su favor.


Esperamos este artículo les haya aclarado ciertos aspectos que también están mas allá de la letra de la ley: la intención del legislador al querer proteger los intereses del empleado de la construcción, y los pasos a realizar como empleador ante las instituciones que median para llevar a cabo, de manera correcta, la constitución del FCL, como así también los ayude a modo de “guía” para así facilitar al trabajador el cobro del mismo.


Ante cualquier consulta, no dude en contactarse a hola@mollen.com.ar

Dra. Mariana Bermolen

Contadora Pública (UBA)


Hacienda y carnes bovina y bubalina – Registro Fiscal de Operadores de la Cadena de Producción y Comercialización

En el marco de la Resolución General DGI N° 4131/1996 se implementan cambios en el “Registro Fiscal de Operadores de la Cadena de Producción y Comercialización de Haciendas y Carnes Porcinas”.


¿Quiénes podrán inscribirse en el Registro?

Podrán inscribirse en el Registro las personas humanas, sucesiones indivisas, empresas o explotaciones unipersonales, sociedades, asociaciones y demás personas jurídicas que desarrollen cualquiera de las siguientes actividades con hacienda y/o carne porcina:

  • Productores y Criadores comerciales de porcinos (incluye cabañas y/o centros de inseminación artificial).
  • Invernadores de porcinos (incluye engordadores intensivos).
  • Mataderos – Frigoríficos.
  • Matarifes -abastecedores y carniceros- y toda otra modalidad de usuarios de faena.
  • Consignatarios y/o Comisionistas de hacienda.
  • Ferias o predios feriales de comercialización de hacienda.
  • Consignatarios Directos de hacienda.
  • Consignatarios y/o Comisionistas de carnes.
  • Aquellos que no se encuentren incluidos en los puntos anteriores y que intervenga en la compraventa o tenencia de hacienda y carne porcina deberán seleccionar cuando se registren alguna de las categorías detalladas.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar la incorporación al Registro?

  • Poseer CUIT en estado administrativo activo.
  • Tener actualizado en el Sistema Registral el/los código/s relacionado/s con la/s actividades desarrolladas según el CLAE.
  • Declarar y mantener actualizado ante AFIP el domicilio fiscal, así como los domicilios de los locales y establecimientos.
  • Constituir y mantener actualizado ante AFIP el Domicilio Fiscal Electrónico.
  • Los operadores que se encuentren obligados, en caso de corresponder, deberán poseer número de inscripción vigente ante el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (RENSPA) y/o matrícula habilitada ante el Registro Único de la Cadena Agroindustrial (RUCA).
  • Poseer alta en el Impuestos al Valor Agregado y a las Ganancias o estar adherido al Monotributo.
  • Tener presentadas ante AFIP todas las declaraciones juradas vencidas.
  • Haber efectuado la registración y aceptación de los datos biométricos, sean personas humanas que actúen por sí o como apoderados o representantes legales.
  • Acreditar su condición de agente de retención y/o percepción en los impuestos al valor agregado y/o a las ganancias, de corresponder.
  • No encontrarse incluido en la “Base de Contribuyentes No Confiables”.
  • No tratarse de ciudadanos con procesos judiciales.

¿Puede ser rechazada la solicitud de incorporación al Registro?

El sistema rechazará la solicitud de alta cuando detecte inconsistencias sobre los requisitos para solicitar la incorporación al Registro arriba detallados. Una vez subsanadas, podrá realizar nuevamente la solicitud de alta.

De resultar aceptada la transacción, el sistema emitirá una constancia de aceptación de incorporación al Registro.


¿Qué determina la suspensión en el Registro?

La suspensión es determinada por una incorrecta conducta fiscal y será notificada en su Domicilio Fiscal Electrónico. El Operador tiene hasta 60 días corridos desde la notificación para subsanar los incumplimientos y evitar la exclusión.

MONOTRIBUTO – NOVEDADES

Estamos inaugurando el nuevo año y muchas novedades nos dejó el año 2018 en sus últimos días. En relación al Régimen Simplificado, esto se dio en lo referido a nuevas modalidades de pago y los valores vigentes a partir del 01/01/2019 en cuanto a categorías de MONOTRIBUTO.

Nuevas formas de pago

Desde Noviembre 2018, el pago electrónico del Monotributo alcanzó a todas las categorías como única opción para la cancelación del impuesto. Si bien el sistema habilita la excepción a la regla mediante pago presencial, sólo pueden solicitar el pago por ventanilla aquellos pequeños contribuyentes inscritos en el Registro Nacional de Efectores de Desarrollo Local y Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social; los asociados a cooperativas de trabajo y los adheridos al Régimen de Inclusión Social y Promoción del Trabajo Independiente. Es así como AFIP lanzó otras herramientas de pago:

El pago electrónico, ya generalizado, implica abonar la cuota desde cajeros automáticos y banca electrónica vía internet o telefónica, pero son casos que requieren de una gestión mensual por parte del contribuyente. Una nueva incorporación es la modalidad denominada “Billetera Virtual”, tratada en profundidad en el artículo “AFIP habilita nuevo método de pago: billetera virtual”. Invito a su lectura en el link.

Mediante RG 4357/2018, AFIP habilita el débito automático como medio de pago, a través de la web del Fisco con clave fiscal, sin necesidad de gestionarlo en el banco y sólo registrando la CBU en el portal habilitado.

La principal ventaja del débito automático es asegurarse el pago evitando el olvido, y las consecuencias que devienen de la omisión del mismo, las cuales ya he desarrollado en el artículo “Monotributo – Consecuencias ante la falta de pago – Caso particular: BAJA DE OFICIO”.

Otra de las ventajas del pago en término, es la posibilidad de solicitar el “REINTEGRO POR CUMPLIMIENTO”: el contribuyente tiene derecho al reintegro de una cuota del Monotributo tras 12 meses de haber cumplido con el pago de la obligación en tiempo y forma mediante débito automático.

Según lo manifestado por funcionarios de AFIP, el objetivo de la nueva opción es facilitar e incentivar el cumplimiento de las obligaciones fiscales a los contribuyentes. Nosotros celebramos esta posibilidad, que también los acerca a las ventajas antes mencionadas: se previene caer en las consecuencias de la falta de pago o pago fuera de término y se abre la posibilidad de ahorro de una cuota mediante el instrumento del Reintegro.

Categorías Monotributo 2019

Fuente: http://www.afip.gob.ar/monotributo/categorias.aspIP

El Decreto 1/10 reglamentario de la Ley de Monotributo establece que esta actualización es publicada por AFIP en Enero de cada año, basada en la suma acumulada de los cuatro índices de movilidad de las prestaciones previsionales, previstas en el artículo 32 de la Ley 24.241 y modificatorias, correspondientes al año calendario completo (en este caso 2018). Estos índices son publicados por ANSES en los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre. Compartimos la tabla vigente a partir del 01/01/2019.

Recategorización

Les recordamos que el 21/01/2019 opera el vencimiento de la recategorización del monotributo. Esta declaración informativa y determinativa de categoría consiste en analizar la siguiente información correspondiente al último año calendario: sumatoria de ingresos brutos, superficie afectada a la actividad, consumo de energía eléctrica y alquileres devengados en el último año. Es en función a estos valores que, tras informarlos, se establece desde la web la categoría y por ende, la cuota integrada a pagar de Impuesto, Aportes previsionales y Obra Social.

Por cualquier consulta, no dude en contactarse a hola@mollen.com.ar.

Dra. Mariana Bermolen
Contadora Pública (UBA)

Cómo no reconocer la inflación distorsiona la información financiera

Este artículo es escrito en un contexto argentino en el cual quienes ejercemos la profesión de Contador Público, ante el aumento general de precios de bienes y servicios (y ahí he definido brevemente a la inflación como fenómeno económico), nos encontramos revisando viejos apuntes y consultando en bibliotecas económicas aquellos libros editados en la década de 1980. Objetivo: el estudio del adecuado método de Ajuste por Inflación que fue suspendido, no solo su aplicación desde el año 2003, sino su instrucción en la mayoría de las Universidades Nacionales y Consejos Profesionales ya desde la década de los `90.

Sin profundizar en tecnicismos, intentaré llevar al lector a comprender el perjuicio del no reconocimiento de esta realidad económica en la información financiera.

La información financiera contenida en los Estados Contables es requerida para la toma de decisiones que repercutirán en el futuro de la compañía y su entorno socio-económico (accionistas, empleados, Estado y otros organismos). No cumplir con estos requisitos implica desvirtuar el objetivo de los Estados Contables: proveer información sobre el patrimonio del ente emisor a una determinada fecha y sobre su evolución en un período determinado para facilitar la toma de decisiones económicas.

Confiabilidad y Comparabilidad:

Estos son dos de los principios fundamentales de la información contable. Los usuarios aceptan la información por su aproximación a la realidad: las mediciones y descripciones deben guardar una correspondencia razonable con los fenómenos que pretenden describir, por lo cual, no deben estar afectados por errores u omisiones significativas. Debe predominar la esencialidad, por sobre los elementos jurídicos. La información debe ser también neutral, objetiva y sin sesgos.

La información financiera debe ser también susceptible de comparación con otro juego de información financiera sea del mismo ente a otras fechas o o en referencia a otros entes. Aquí hablamos del concepto de “unidad de medida homogénea” y que cuando los estados contables incluyan información a más de una fecha o período, todos sus datos estén preparados sobre las mismas bases.

La expresión en moneda homogénea requiere medición de poder adquisitivo de la fecha a la cual corresponde la información contable. En un contexto de estabilidad económica se utiliza la moneda nominal. En el caso argentino, a través de la R. 287/2003 , la FACPCE resolvió discontinuar la aplicación del ajuste por inflación a partir del 01/10/2003, por considerar que no existía un contexto de inflación o deflación en el país.

Transitando hoy Argentina por una inflación superior al 100% en el acumulado de los últimos 3 años, mediante la R. 539/2018 de FACPCE se establece la reanudación del Ajuste por inflación para estados contables que cierren a partir del 01/07/2018. Respecto a la comparabilidad con ejercicios pasados al primero a ajustar por inflación, sólo se exhibirá en esta primer experiencia luego de 15 años, el Estado Patrimonial comparativo.

Efectos Fiscales y Patrimoniales.

Considerando lo expuesto hasta aquí y siendo que en la determinación de la base contributiva para el impuesto a las ganancias hoy en día no se reconoce el ajuste por inflación, veremos en este simple ejemplo la distorsión generada por este efecto:

Una compañía realizó una única operación a mediados de año: Ventas por $10.000. Costo de Mercaderías Vendidas (adquiridas a principios de año) $6.500. Nominalmente entonces, su utilidad antes de impuestos fue de $3.500.

Consideremos ahora que sucede si al cabo de ese año la tasa de inflación alcanzó el 70% pero, al momento de la venta, alcanzó al 50% restando, por tanto, al cierre del ejercicio, otro 20%.


Valor
Momento
de venta

Cierre de
ejercicio

Nominal Índice Ajustado
por inflación
Índice Ajustado por inflación
Venta $10.000
$10.000 1,2 $12.000
Costo ($6.500) 1,5 ($9.750) 1,2 ($11.700)
Resultado
antes de impuestos
$3.500
$2.500
$300
Impuesto 25% ($875)


($875)
(sobre base nominal sin AxI)




Resultado después de impuestos $2.625


($575)

En este sencillo ejemplo podemos ver cómo, al no considerar ajustar por inflación las magnitudes fiscales, la empresa queda obligada a determinar el impuesto sobre la base de expresiones nominales. Considerando una tasa al 25% (ej. 2020 en adelante) aplicada sobre una base fiscal determinada sin ajustar (moneda nominal) implicaría que el tributo representa casi el 300% del resultado contable y fiscal medido a moneda constante.

El ajuste por inflación a los efectos contables presenta como objetivo mejorar la información financiera para toma de decisiones. El ajuste por inflación a los fines fiscales tiene como objetivo medir correctamente la capacidad contributiva del ente objeto del ajuste.

Se puede advertir entonces, que es sumamente necesaria la aplicación de ajustes a resultados de forma tal que el impuesto recaiga sobre una expresión real del valor de la base imponible, o sea, un resultado depurado de los efectos distorsivos de la inflación y derivar en un tributo confiscatorio, y por consecuencia, lesivo de derechos reconocidos en nuestra Constitución Nacional.

Dra. Mariana Bermolen – Artículo publicado el 19/12/2018 en “Revista Empresa”

AFIP HABILITA NUEVO MÉTODO DE PAGO: BILLETERA VIRTUAL

Este nuevo medio de pago opcional es introducido mediante Res. Gral. AFIP 4335 y se encuentra vigente desde el 16 de Noviembre de 2018. En el presente artículo describiremos particularidades de esta nueva modalidad y consideraciones a tener en cuenta antes de optar por ella.

¿En qué consiste?

Se trata de una plataforma virtual habilitada por AFIP destinada al pago de impuestos. En esta billetera se carga un crédito mediante transferencia por:

  • homebanking;
  • desde la misma web de AFIP accediendo con clave fiscal Nivel 2 o superior y CUIT dentro del Servicio “Carga Billetera Afip”;
  • o transferencia bancaria internacional a través de las entidades habilitadas para tal caso, publicadas en la web de AFIP, para la cancelación de obligaciones impositivas propias o de terceros.

Una vez ingresado el dinero en la Billetera Electrónica AFIP, el mismo será recibido en forma genérica; es decir que no se realizará imputación específica alguna, ya que quedará a  disposición del contribuyente para así decidir cómo destinarlo.

¿Qué se puede pagar con la Billetera Electrónica AFIP?

  • Saldo de declaraciones juradas presentadas
  • Anticipos de impuestos
  • Pagos a cuenta de retenciones y/o percepciones
  • Intereses (resarcitorios o punitorios) y multas, relacionadas a los puntos ya mencionados

¿Qué NO se puede pagar con la Billetera Electrónica AFIP?

  • Aportes personales de los trabajadores autónomos
  • Monotributo
  • Aportes y contribuciones con destino al régimen especial de seguridad social para empleados del servicio doméstico y trabajadores de casas particulares
  • Cuotas o pagos a cuenta de planes de facilidades del sistema “MIS FACILIDADES”
  • Regímenes cuyos pagos deban ser ingresados mediante la generación de volantes de pago específicos (por ejemplo: honorarios de representantes del fisco, guías fiscales agropecuarias, etc.)

Consideraciones especiales

  • Importe mínimo a cargar: $1.200,-
  • El contribuyente podrá consultar el saldo de la “Billetera Electrónica AFIP” desde “Sistema de Cuentas Tributarias”, con clave fiscal Nivel 2 o Superior, opción “Transacciones”.
  • Desde allí también se podrán seleccionar y/o incorporar las obligaciones a pagar, que pueden ser propias o de un tercero, a quien se identificará mediante CUIT.
  • Se tomará como fecha de pago aquella en la que los fondos sean imputados en el “Sistema de Cuentas Tributarias”.
  • Imputación de oficio y devolución de fondos:

– Si el contribuyente no informa un destino para los fondos dentro del plazo de 30 días corridos desde el momento de la acreditación, el dinero podrá ser imputado de oficio por AFIP. En caso de no existir obligaciones pendientes de pago, se realizará la devolución de los fondos.

  • El contribuyente podrá también solicitar la restitución de los fondos remanentes, siempre y cuando no registre deudas con el Organismo. La devolución de fondos se realizará mediante transferencia bancaria, con destino a una cuenta en pesos cuya Clave Bancaria Uniforme (CBU) haya declarado el solicitante. Vale aclarar, que AFIP advirtió que demorará en habilitarse esta posibilidad desde el cuarto mes de publicada la resolución (Marzo 2019).

Palabras finales

El Fisco estimó que la herramienta de pago introducida este mes, tiene un alcance de más de tres millones de contribuyentes. Si bien representa una simplificación a la hora de pagar los impuestos, advertimos que tiene como implicancia la necesidad de un seguimiento especial en cuanto a la  administración de los medios de pago, observando los vencimientos de las transferencias efectuadas a la denominada Billetera Electrónica AFIP, dado que, como hemos mencionado anteriormente, puede el Fisco imputar de oficio dicho crédito transcurrido un tiempo, sin permitir al contribuyente optar pasado ese lapso. Recomendamos también, se transfiera a esta plataforma digital, el importe que piensa abonar y no en exceso, por esta misma circunstancia.

Dra. Mariana Lucía Bermolen

Contadora Pública (UBA)

hola@mollen.com.ar

Ley Antievasión – Limitación a las transacciones en efectivo – Consecuencias para la empresa

El presente artículo intenta recordar (o dar a conocer) al contribuyente una ley que, si bien se encuentra vigente desde el año 2001, notamos que sobre todo en las PyMEs y pequeños contribuyentes, no se está cumpliendo en el día a día. Esto puede suceder, quizás también por la falta de practicidad que hoy en día tiene esta normativa: hablamos de la Ley 25.345 (Ley Antievasión) que en su Título I establece limitaciones a las transacciones en efectivo por importes mayores a $1.000.

¿Cuáles son los medios de pago permitidos para transacciones mayores a $1.000?

La normativa habilita como medio de pago:

  • Los depósitos en cuentas de entidades financieras de los proveedores. En este caso, igualmente debería abonarse el impuesto al cheque correspondiente a la operación.
  • Los giros o transferencias bancarias
  • Cheques o cheques cancelatorios. Respecto a este medio de pago, AFIP reglamentó (Res.1547/03):

1- Uso de cheque común: debe estar a nombre del beneficiario y cruzado. En el frente del cheque debe figurar la leyenda “para acreditar en cuenta”
2-Uso de cheque de pago diferido: confeccionarlo a nombre del emisor de la factura y cruzado
3-Uso de cheque cancelatorio: confeccionarlo a nombre del emisor de la factura.

  • Tarjetas de crédito, compra o débito
  • Endoso de factura de crédito (sin uso)

Es importante recordar que se debe dejar constancia en la factura o recibo recibido, o en la orden de pago emitida, datos relacionados al medio de pago utilizado.

Cabe mencionar, que la normativa no limita ni restringe pagos que se realicen en especie. Este asunto fue aclarado por AFIP (Res. 2004/2005), por ende, la ley es restrictiva sólo con los pagos en efectivo.

Otra excepción que permite la Ley, son aquellos pagos que se efectúen a entidades financieras o aquellos realizados ante un juez nacional o provincial. También, en el caso de pagos en efectivo superiores a $10.000 en ocasión de otorgamiento de escritura pública sobre derechos reales sobre inmuebles, tiene para las partes y terceros derechos cancelatorios autorizados, dejando el escribano interviniente constancia de dicha circunstancia en el acto notarial (Dto. 22/2001).

Sanciones – consecuencias

Las empresas que no utilicen estos medios de pago, se encuentran imposibilitadas a computar las deducciones impositivas o créditos fiscales que surgen de los comprobantes abonados pese a que se demuestre la veracidad de las operaciones, dado que la Ley Antievasión no admite prueba en contrario.

Esto implica, por un lado que las sanciones no corren para quien cobra el importe, pero sí para quien realiza el pago debido a la impugnación del gasto:

  • Cargando con un costo impositivo de hasta el 21% del crédito fiscal y de hasta el 30% por no permitir deducir el gasto en el impuesto a las ganancias
  • En caso de exportadores, no permite AFIP solicitar reintegros de créditos fiscales de IVA por exportaciones

Palabras finales

El importe de $1.000 que hace a la limitación de las transacciones en efectivo, no se actualiza desde la publicación de la norma, pese al incremento de la inflación, y es esto lo que hace a la falta de practicidad mencionada en el primer párrafo. Por este motivo, rápidamente se carga al contribuyente con costos administrativos adicionales y se encarecen todas las actividades que realizan las empresas en cuanto a la aplicación del impuesto a los débitos y créditos bancarios (Ley 25.413) que si bien, a partir de la ley Pymes (Ley 27.264) pueden estas empresas descontar la mitad o la totalidad de este débito como pago a cuenta del Impuesto a las Ganancias, implica un dificultad financiera, ya que el débito de dicho impuesto es automático e inmediato, mientras que el cómputo a cuenta -inflación de por medio- se demora en el tiempo con la presentación de cada Declaración Jurada.

Estas situaciones desmotivan al contribuyente a poner en práctica la norma. Sin embargo, recomendamos observar el cumplimiento, puesto a que mayores son los perjuicios financieros donde puede verse envuelto si no puede tomar los créditos fiscales y deducciones impositivas relacionadas a las erogaciones que hacen a ese gasto.

Dra. Mariana Bermolen

Contadora Pública (UBA)

hola@mollen.com.ar

Monotributo – Consecuencias ante la falta de pago – Caso particular: BAJA DE OFICIO

Mediante la Ley 24.977, sancionada en 1998, se estableció un Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes. Se lo denomina corrientemente Monotributo, puesto a que en un único tributo, pretende integrar en su cuota los tributos relacionados a Impuesto a las Ganancias, Impuesto al Valor Agregado y al Sistema Previsional, los cuales formaban ya parte del Régimen General.

Habiendo hecho esta introducción al concepto en sí del Monotributo, en el presente artículo, nos proponemos a realizar un análisis de las consecuencias que implican de la falta de pago del mismo en un caso particular, no siempre consideradas por el público interesado.

Baja de oficio – Falta de pago durante 10 períodos consecutivos

Se trata de un caso particular de baja de oficio, en donde la AFIP podrá disponer, ante la falta de ingreso del impuesto integrado y/o de las cotizaciones previsionales fijas, por un período de 10 meses consecutivos, la baja automática de pleno derecho del Régimen Simplificado. A los fines del cómputo de este período mencionado, se considerarán los incumplimientos registrados hasta el último día del mes inmediato anterior al período en que correspondiera la baja (RG AFIP 2322).

Pase a Régimen General inmediato – cómo evitarlo

La circunstancia descrita sobre baja de oficio no impide que el pequeño contribuyente reingrese al Régimen Simplificado, siempre que regularice sus deudas: no solo las 10 cuotas consecutivas que originaron su baja, sino también deudas anteriores. Para ello es importante el alta opere en el mismo mes en que fue dado de baja, y si la regularización de sus deudas pudo perfeccionarlas pasado ese mismo mes, puede solicitar el alta retroactiva mediante solicitud formal en Agencia.

¿Por qué consideramos importante se tenga en cuenta no interrumpir la continuidad en el Monotributo y solicitar, a lo sumo, alta retroactiva? Porque si hubo continuidad real en la actividad comercial, de inmediato, al haber sido dado de baja en Régimen Simplificado, está sujeto al Régimen General: tributa I.V.A., Impuesto a las Ganancias (impuesto anual) y Autónomos. Esto implica mayores costos tributarios y administrativos, un nivel de complejidad superior al Régimen Simplificado.

Generación de Intereses – incremento de deuda

Bajo la Ley de Procedimiento Fiscal Nº 11.683 se reconocen diferente tipo de intereses, habiendo transcurrido el vencimiento de la obligación tributaria.

  • Intereses resarcitorios: se generan a partir de la hora cero una vez transcurrida la fecha de vencimiento del pago de la obligación. No es necesario que AFIP intime para que estos intereses comiencen a correr, y no se aplica a multas.
  • Intereses capitalizables: conceptualmente, se trata de un “anatocismo”, donde, ante el pago del capital de la deuda posterior a su vencimiento, los intereses resarcitorios se “congelan” y corren los intereses capitalizables a partir de ese momento, calculados en base al saldo adeudado de intereses resarcitorios del capital saldado.

Vale mencionar que la Ley de Procedimiento trata también ante deudas los intereses Sancionatorios (cuando el contribuyente llega a instancias del Tribunal Fiscal de la Nación por reclamo y pierde) y de Prórroga (se aplican en planes de facilidades de pago).

Inhabilitación para emitir comprobantes – Constancia de inscripción no registra alta en impuestos

Al haber sido dado de baja del Régimen Simplificado y no estar registrado en ningún impuesto, el contribuyente se encuentra inhabilitado a emitir comprobantes. Esto implica un impedimento comercial que afectará, a su vez, su normal actividad.

Aún si continúa utilizando talonario impreso (modalidad que por cronograma dejará de estar vigente en Abril 2019), el C.A.I. de la factura por sistema será rechazada ante la consulta del cliente de la validez de la factura emitida en la web de AFIP.

Conclusiones

Es importante el monotributista tenga en cuenta estos puntos que hemos enumerado, entendiendo que la el “Régimen Simplificado” se creó como excepción a la regla general, destinado a pequeños contribuyentes, y para facilitar a este público la administración de sus obligaciones tributarias, pero también la fiscalización por parte de AFIP de las mismas. Por ende, haber sido dado de baja, no implica quedar fuera del Régimen General.

Esperamos haber aportado herramientas a nuestros lectores y los invitamos a suscribirse y seguir nuestras publicaciones. Por cualquier consulta, puede contactarse directamente con nosotros:

Dra. Mariana Bermolen

Contadora Pública (UBA)

hola@mollen.com.ar

¿Cuáles son las ventajas de constituir una SAS?

A diferencia de los tradicionales tipos societarios tratados en la Ley 19.550 1 (“Ley General de Sociedades”), las S.A.S. cuentan con una serie de ventajas que consideramos interesante se tenga en cuenta a la hora de iniciar una nueva oportunidad de negocio. En el presente artículo, recorreremos dichas ventajas:

– Posibilidad de ser Unipersonal:

Las S.A.S. puede ser una entidad de un único socio sin requerir de una sindicatura. Esto permitirá al profesional y/o emprendedor poder separar su patrimonio personal del patrimonio afectado a su empresa a los efectos jurídicos y fiscales. La SAS, aun siendo de un único dueño, es un ente diferenciado de su socio.

– Rápida creación de sociedad e inscripción en AFIP:

Se permite una rápida constitución en hasta 48 horas, obteniéndose en un mismo proceso, la CUIT. Al tratarse de una inscripción por sistema electrónico, permite subir a la web habilitada la documentación digitalizada y utilización de firma digital. Distinto es el caso de las S.A., S.R.L. y otras, que pueden llegar a demorar no menos de 30 días en su constitución, mediante trámite urgente.

– Cuenta bancaria sin mayores requisitos:

Son muchos los bancos que están realizando propuestas comerciales dirigidas al público SAS.

– Modelos de Contrato:

Durante la inscripción online, se puede aplicar el modelo de contrato facilitado por la web, esto permite una rápida fiscalización por el ente estatal, no siendo necesaria la intervención de un profesional que dictamine al respecto, y siendo otro punto donde se economiza el trámite.

– Respecto del Capital:

No requiere un capital alto para iniciar. A diferencia de las demás sociedades, los Registros Públicos de Comercio, como ser IGJ en CABA, no fiscalizarán la razonabilidad entre el capital inicial y la actividad a ser desarrollada, siendo suficiente el equivalente a dos salarios mínimos, vitales y móviles.

El aporte puede ser en Especie, siendo necesario en este caso establecer un método de valuación que debe ir acompañado de un dictamen profesional que lo respalde.

– La responsabilidad del Socio está limitado al capital aportado

Esto significa que, en el caso de que la sociedad contraiga deudas, no responde con el patrimonio personal de los socios, sino con el aportado en dicha empresa.

– La SAS permite la sociedad tenga objetos múltiples

El objeto social puede ser plural, debiendo enunciar las actividades principales que no necesariamente deben tener relación entre ellas. Esto permite que se deban crear tantas sociedades como nuevos emprendimientos se vayan incorporando a medida que la empresa se expanda.

– La SAS, a diferencia de las Sociedades Anónimas de la Ley 19.550, no están obligadas a presentar balance en IGJ, salvo que esté incluída en las sociedades del art. 299 RES 7/2015 IGJ.

– Administración y Contabilidad digitales:

Se trata de un hecho innovador. Se rinde una contabilidad cada 3 meses, pese a que los balances sean anuales. Esto implica quizás una mayor exigencia a la que otras sociedades pymes argentinas pueden llegar a estar acostumbradas, pero implica también, a la hora de asumir el compromiso de la rendición trimestral obligatoria, de adquirir mejores prácticas administrativas y obtener así un mejor seguimiento del negocio. Los balances, sin embargo, no dejarán de ser anuales.

– Opción más económica:

Costo de constitución más económico en comparación a otros tipos societarios. Alguna de las razones fueron ya enumeradas en puntos anteriores. Sin embargo, es importante considerar que al tratarse de una Sociedad debe afrontar prácticamente similares obligaciones legales y fiscales que el resto de los tipos jurídicos, haciendo de su mantenimiento un costo a considerar al momento del análisis de su viabilidad.

Estas son algunas de las ventajas que hemos considerado sobresalientes a la hora de asesorar a nuestros clientes, que se acercan con la inquietud de invertir en emprendimientos nuevos, separados de su actividad personal. Esperamos este artículo los haya introducido en este instrumento.

Espero este artículo lo haya introducido en este instrumento. Lo invito a ponerse en contacto para cualquier consulta.

Dra. Mariana Bermolen

Contadora Pública (UBA)

hola@mollen.com.ar


1 Ley 27.349, sancionada el 29 de marzo de 2017 y publicada en B.O. el 12 de Abril de 2017